lunes, 27 de diciembre de 2010

Amando a Samuel Smith

Me gusta probar cervezas nuevas. Echarlas poco a poco, viendo como se va formando ese dedo de espuma  que llega al borde. Acercar la nariz a la copa y percibir el aroma a lúpulo. Luego viene el primer trago que es el más rico. Aunque soy muy fan del bigote blanco de la Guinness, también me gusta lo nuevo, las primeras impresiones. Dar un pequeño sorbo, cerrar los ojos y dejar que la cerveza marque su huella. Me gustan las cervezas que llenan la boca, las que dejan que su sabor perdure durante bastante tiempo después de haberlas tomado, las comparo con un bistec, alimentan. Hay que vivirlas, disfrutarlas con cariño, poco a poco.
Taddy Porter
 Hace un par de meses, fuimos como cada sábado a la cervecería Papillon, en la calle Magdalena, 114, en Ferrol. Es una cervecería especializada en cervezas de importación, la decoración del local íntegramente en madera, evoca el Ferrol modernista de los años 20, taburetes Tonet, flores entrelazadas talladas en madera, cintas Secession, vidrios tiffani, celosías con motivos vegetales, etc. Es un local cómodo porque te puedes sentar en uno de sus bancos vagón y aislarte del resto del mundo, solo prestando atención a la música, tu cerveza y la buena compañía. Suele sonar buen rock&roll. Me gusta sentarme allí y dejarme aconsejar por el buen criterio de los camareros. Uno de ellos, un irlandés amante de la avena Quaker (hecho que nos une) me recomendó la Samuel Smith Taddy Porter. Gloria bendita. Es una cerveza negra, de sabor fuerte, que llena la boca y llena de matices. Deja un sabor en la boca que a mi me recuerda al aguardiente. La etiqueta nos cuenta que fue la primera cerveza londinense fabricada comercialmente para los porteadores del Tamesis. Ellos la encargaban, la consumían y la bautizaron. Estuvo cerca de 50 años sin fabricarse, hasta que en 1979 volvió a escena.
Imperial Stout
Pero si la Taddy es una de las mejores cervezas que he probado, su hermana Imperial Stout me deja sin palabras. La botella nos cuenta la historia de esta variedad, por lo visto era la cerveza que se consumía en la corte del Zar, su alta graduación se debe a que tenía que ser transportaba por las aguas heladas del Báltico. Para saborearla mejor, es aconsejable tomarla con el estómago lleno. Es negra, su olor es muy próximo al regaliz y al chocolate y el sabor fuerte de la malta tostada.
Bueno, recomiendo el Papillón, aunque sea para tomar una estrella y recomiendo las Samuel Smith, aunque aún tengo que probar la Oatmeal Stout y estoy segura que no me va a defraudar.

17 comentarios:

HOOCHIE MAMA dijo...

El Papillón arrasa mucho!!Yo también voy siempre que puedo.
Y para la gente a la que no le gusta la cerveza,cual recomiendas?A mí no me gusta el vino,por eso me recomendaron el lambrusco,del que ahora soy muy fan.Recomiéndame una cerveza suavecita,porfi!

*Soy Cintia!!!

Dami dijo...

Es que el año 1979 fue un muy buen año!!! Y para Cintia le recomiendo la Hooegarden, es suave como la Coronita pero sabe a cerveza, también suelen ponerle una rojada de limón.

Anónimo dijo...

Se lo comentaré a mi padre, gran amante de la cerveza!!!!

jgfjfhjg dijo...

soy marta el anónimo, no se ponerme el nombre creo

pinkmist dijo...

hola guapa!pues una que te puede gustar puede ser la Coronita o prueba con la Hoeegarden, una cerveza blanca de trigo que es muy fácil de beber.

Miss Amanda Jones dijo...

Viva la cerveza!!! Y vivan los blogs nuevos!!!
Isa

pinkmist dijo...

Dami, contestamos lo mismo!!! jajajaja

Dami dijo...

Pues si, jejeje. No debe haber muchas más opciones...

HOOCHIE MAMA dijo...

Muchas gracias,chicos!Por fin podré ponerle excusa a mi barriga!!

Mic dijo...

La Oatmeal Stout es de avena, por lo que acabo de leer en mi libro de birras jaja, tiene buena pinta.

pinkmist dijo...

me comentó el camarero que le daja un sabor parecido al de las gachas de avena. Estoy deseando probarla!!

Anónimo dijo...

Pues voy a seguir tus consejos y como buena amante de la cerveza estoy segura de que lo voya disfrutar y mucho.Debo reconocer que las cervezas negras me pirran, cuánto disfruté de ellas cuando vivía en Ireland...

Hatassu dijo...

soy el ültimo anónimo..es que me lié con lo de la identidad jiji

Mic dijo...

En el libro dice sobre la Oatmeal Stout: "El resultado es una cerveza negra oscura con sabor lleno y un dulzor subyacente a malta quemada. Samuel Smith ha conseguido una cerveza bastante aceptable con un regusto seco suave y aroma a chocolate amargo."

pinkmist dijo...

umm!

Anónimo dijo...

Si, que viva a cervexa!!!
Iremos probar todas as que recomendades, empezando pola Samuel!

Anónimo dijo...

A mi cerveza negra solo me gustaba la guiness de baril (botella no),pero ahora mismo si me ponen delante una guiness y una samuel smith imperial seguramente me quedara con la samuel smith, creo que es la mejor cerveza que he probado hasta el momento. Cervezas suaves son las pils y las lager, hay muchisimas, y parecida a la hoegarden es la "blanca de brujas", de trigo pero muy filtrada, es cerveza "blanca" del tipo coronita pero con burbujitas pequeñitas