viernes, 1 de julio de 2011

May y Dami

Tengo una amiga que apenas veo, una amiga a la que me gustaría tener viviendo en la puerta de enfrente. Nos separan muchos kilómetros de distancia, pero cuando nos reunimos es como si no pasara el tiempo entre visita y visita. Para mi es una persona muy especial. Últimamente y debido a que trabajamos 6 días a la semana se nos hace imposible poder quedar. Pero ambas sabemos que no pasa nada.

Tengo un amigo que apenas veo, con el que me gustaría poder jugar al ajedrez y a las cartas y enfadarme porque siempre pierdo. Dentro de mi vara de medir se lleva la máxima puntuación de la escala, la que lleva rotulado “es lo que ves”.
Mi amiga y mi amigo viven juntos, y hace tantos años que les conozco que para mi son como de la familia, como unos primos hermanos. Cuando voy a su casa me siento tan en la mía que se me olvida. A veces no hace falta que existan lazos de sangre para unir a las personas. He compartido con ellos más horas de mi vida que con parte de mi familia. Hemos hecho tantas cosas juntos! estudiado, convivido, reído, llorado, dormido, viajado…
Siempre he congeniado mejor con los chicos. No creo que el hecho de que dos personas se entiendan tenga que ver con el género, pero en mi caso tengo muy claro que si. Creo que eso me pasa porque las mujeres me intimidan. Con mi amiga es diferente, será que en lo básico nos parecemos, porque en lo “accesorio” no podemos ser más distintas. Cuando estoy con ella es como estar frente al espejo, puedo contarle cualquier cosa sin sonrojarme, confiarle un secreto, hacer el garrulo, decir burradas todo el día… da igual.

Mis amigos son de las pocas personas que saben como soy, me conocen, saben como me duele el corazón, como se me va la olla o como se me alegra el alma.

Es difícil encontrarse con alguien que te acepte como eres, que no te juzgue, y te quiera, y lo que es mas importante, demuestre año tras año. Yo los encontré.


Os quiero muchísimo, os echo muchísimo de menos.

6 comentarios:

Dami dijo...

Porque soy un macholo, que si no echaba una lagrimita.

Tienes toda la razón. Aunque nos veamos mucho menos de lo que los cuatro queremos siempre es como si nos acabásemos de ver. La única cosa que no me gusta cuando os vemos es la despedida porque sé que tardaremos demasiado tiempo en volver a veros.

Os quiero mucho!!!

PD: Tenemos que echar un scrabble "todovale" para que te enfades commigo. Yo nunca me enfadaré contigo porque, aunque soy igual que tú, nunca me ganarás, jajejijoju.

pinkmist dijo...

te estaré esperando con un juego de fichas escondido en la manga... juajuajua!!!

Anónimo dijo...

Hoy, cuando llegué a casa, después de un duro día de trabajo,lo primero que me dijo Damián fue: "tienes que leer el blog de esther que nos lo dedica". Tuve que hacer una visita a mis suegros pero lo único que deseaba era llegar a casa y leer lo que habías escrito.

¿qué puedo decir? lo único que se me ocurre es TE QUIERO!!!! OS ADORO A LOS 2!!! (a Bertita también claro)

Sabes que pienso lo mismo de vosotros, si por mi fuera hacía la maleta ahora mismo y tiraba dirección Cangas a vuestro lado, pero aquí el "amigo" no hay dios que lo saque de la falperra jajaja.

Yo no se escribir tan bien como tu, quizá no sepa expresar todo lo que siento por vosotros pero creo que no hace falta porque lo sabeis.

Muchas veces lo hemos hablado, que nos pasa con otra gente, pero cuando nos vemos, para mi es fundamental que parezca que nos vimos ayer, que los silencios no sean incómodos, que no sea necesario buscar temas de conversación, que simplemente surjan.

Os echo muchísimo de menos, no os podeis imaginar cuanto. Quizá deberíamos hacer un esfuerzo y vernos más a menundo. Yo creo que lo planteamos mal, no es necesario quedar todo el fin de semana (que si puede ser mejor) pero por mi, ya sabes que cogemos coche y pasamos un día con vosotros (nuevo propósito a partir de ahora).

Doy gracias por haberos conocido, me hicisteis muy feliz en Santiago,y me seguis haciendo feliz ahora aunque sea en la distancia y es cierto, sois como de la familia (más familia que algún miembro de la mía).

Nos hemos contado muchas cosas, nos conocemos perfectamente, nos respetamos mutuamente y eso es amistad de la buena, de la verdadera.

Por último (que ya es un papiro...) decirte algo que no sé si alguna vez te lo dije (yo creo que sí): me encanta veros (en este caso sobre todo a tí) porque desde que te conozco tienes la virtud de cargarme las pilas, cuanto tengo un problema o estoy agobiada, hablar contigo me relaja, algo contradictorio porque eres puro nervio y algo pesimista (como yo) y un poco hipocondríaca (más que yo) pero no sé por qué consigues levantarme la moral.

No sé que más decir, me ha encantado y emocionado lo que has dicho de nosotros y una vez más OS QUIERO!!!!

PD. Nos vemos el finde del 23 y quiero ir a Cíes o a Ons, organiza tu la visita. Mil millón de bicos para los tres.

Anónimo dijo...

Tu si que me hiciste llorar! boh! la visita a Cíes por descontado!!
*Esther

Noi dijo...

Esther¡¡¡¡¡soy yo¡¡¡¡

Anónimo dijo...

Noa!

*Esther